viernes, 14 de agosto de 2015

Una pequeña isla pide moratoria sobre la explotación de carbón

Desde hace tiempo se sabe que la pequeña isla de Kiribati, donde viven unas 103.000 personas en medio del océano Pacífico, es uno de los países insulares que corre peligro de desaparecer por el aumento del nivel del mar, acelerado por el recalentamiento planetario. Cuando falta poco para la cumbre mundial que se realizará en septiembre en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, el llamado del presidente de Kiribati, Anote Tong, refleja la gravedad de la situación. En una carta a los gobernantes de los 193 estados de miembro de la ONU, Tong les urgió a que declaren “una inmediata moratoria global sobre la expansión y las nuevas minas de carbón”, refleja la gravedad del asunto.

Mas información>>