sábado, 23 de abril de 2016

Tras la cumbre climática de Nueva York, Por Gerado Honty analista CLAES

El Acuerdo de París está firmado pero aún no está legalmente instituido. Para entrar en vigor, el acuerdo deberá ser ratificado por al menos el 55% de las Partes que sumen, en conjunto, al menos el 55% de las emisiones globales. La misma condición imponía el Protocolo de Kioto para entrar en vigor, por lo cual revisar lo acontecido en aquella oportunidad puede ser una buena muestra de lo que nos espera. Entre los años 1997 (firma del Protocolo de Kioto) y 2001 (aprobación de los Acuerdos de Marrakech)  hubo cuatro COPs y varias intersesionales y reuniones de los órganos subsidiarios para establecer la “reglamentación” de varios aspectos del Protocolo. Aquellas discusiones fueron tan extensas y complejas que, en una decisión única en la historia de la Convención, la COP 6 del año 2000 se realizó en dos partes: una en noviembre de 2000 y la otra en julio de 2001.